Formulario de acceso

Olvido de contraseña

  1. Inicio
  2. Exposición - La Ruta del Hierro en los Pirineos

Exposición - La Ruta del Hierro en los Pirineos

  • Cartel

Exposición itinerante de “La Ruta del Hierro en los Pirineos”. Esta exposición tiene como objetivo, el dar a conocer la importancia que la industria del hierro ha tenido y aportado a nuestra historia. Se expuso por primera vez en Andorra, para continuar sus pasos por Cataluña y Francia, hasta llegar a Euskadi.

Localidad: Errenteria

Lugar: Casa Xenpelar

Fecha inicio: 27/03/2019

Fecha fin: 14/04/2019

Entradas: 0,00 €

Ayuntamiento de Errenteria

Herriko enparantza<br>Herriko plaza, s/n (20100) Errenteria

Teléfono: 943 449600
Fax: 943 449650
Web: http://www.errenteria.net
Email: info@errenteria.net

 

Mediante los 24 módulos de la exposición itinerante y los diferentes elementos etnográficos del museo Iturraran, el visitante podrá conocer el patrimonio cultural del hierro de ambos lados del Pirineo. Presenta textos descriptivos cortos escritos en las cuatro lenguas oficiales de los territorios: euskera, catalán, francés y castellano.

Agorregi se encuentra muy cerca del Parketxe Iturraran, en el valle donde se juntan los ríos que bajan del monte Pagoeta. Se puede acceder por diferentes senderos.

A partir de este domingo 3 de marzo, se podrá ver en marcha el complejo ferro-molinero de Agorregi, comenzando la visita guiada a las 11:30 de la mañana. Una oportunidad única para poder disfrutar tanto de ésta visita, como la exposición de Iturraran.

Agorregi es un conjunto monumental, datado en el siglo XVIII que incluye una ferrería y varios molinos, mostrando de forma excepcional distintas formas de aprovechamiento hidráulico.

Los datos más antiguos son del siglo XV; en esa época pertenecía al señor de Laurgain que tenía su casa en las inmediaciones. Se cerró y abandonó el año 1530, aunque en el mismo lugar se mantuvo un molino en funcionamiento, al que se sumó otro más en el siglo XVII. Los dos molinos permanecieron en uso hasta 1754, fecha en la que Joaquín de Lardizabal decidió renovar totalmente las instalaciones. Encargó el proyecto a Francisco de Ibero, uno de los arquitectos más renombrados del país.

Ibero diseñó un sistema para aprovechar al máximo los recursos de agua de la zona. Construyó una red de canales de casi 2 km de extensión para alimentar una ferrería con dos depósitos de agua, colocados de manera escalonada. El agua del depósito más alto movía la rueda de los fuelles que inyectaban aire en el horno para alcanzar los 1.300ºC necesarios en el proceso de elaboración de hierro.  El agua se recuperaba en el depósito de más abajo y con ella se movía la rueda de un martillo de grandes dimensiones. Con este martillo se trabajaba la masa de hierro bruta obtenida en el horno y se preparaban los tochos. Este depósito inferior también servía para que funcionara un molino anexo por la parte trasera. El mineral procedía fundamentalmente de Bizkaia y llegaba por vía marítima hasta Orio en pequeñas embarcaciones. El carbón se elaboraba en los montes de las cercanías.

En esta ferrería se ha llevado a cabo  un programa internacional de arqueología experimental en el que  se ha conseguido hacer hierro siguiendo el método característico de las ferrerías, y se ha podido comprobar, también, que el proyecto de Lardizabal-Ibero fracasó por falta de agua. De hecho, la ferrería se abandonó al poco de finalizar las obras de construcción y sus instalaciones se aprovecharon para habilitar una serrería hidráulica.



Ekei Kulturweb S.L.L.