Formulario de acceso

Olvido de contraseña

  1. Inicio
  2. Visitar la Escultura del Gigante de Altzo

Visitar la Escultura del Gigante de Altzo

  • Vista del caserio Ipintza Haundi
  • Vista del Monumento al Gigante de Altzo
  • Vista del Monumento al Gigante de Altzo

En la entrada del caserío Ipintza de Altzo puede ser visitada la escultura titulada Gigante de Altzo.que Juan Lope Jimenez esculpió en 1968 la imagen de Joaquín.

Localidad: Altzo

Lugar: Caserío Ipintza Haundi

Fecha inicio: 1/01/2019

Fecha fin: 31/12/2019

Entradas: Gratis / Doan

Miguel Joaquín de Eleicegui, El Gigante de Altzo nació en el caserío Ipinza Zaharra el día 10 de julio de 1818. Durante su infancia fue un niño normal y fue en la pubertad cuando tras pasar una enfermedad comenzó a crecer de manera desorbitada. En una primera medición llegó a los 2,29 m de altura y 2,42 de envergadura con los brazos extendidos. Una sociedad formada por Don José Antonio Ardazun, Don Joaquín Arrese y Don Joaquín de Beraza firmó con el y su familia un contrato que les autorizaba a exhibirlo en público "a fin de sacar alguna utilidad del público por el grandor del cuerpo del que estaba revestido.." En dicho contrato encontramos cláusulas curiosas como la sexta, en la que se exige, que la sociedad proporcione a Miguel Joaquín gratuitamente todo el tabaco que desee fumar.
Integrado en esta compañía recorrió las más importantes ciudades europeas. Fue presentado a las reinas de España y de Inglaterra. Fue en Inglaterra donde quisieron casarle con alguna mujer, también de gran corpulencia. Esto debió colmar la paciencia de Joaquín que pidió a su padre poder volver a su caserío. A su regreso se le midió de nuevo y había crecido. Ahora media 2,40 m y 185 Kg, aunque llego a pesar 221 Kg. Los guantes que usaba pasaban del medio metro de largo y el calzado alcanzaba los 42 cm. Pocos días antes de morir otorgó testamento a favor de su padre y su hermano. Se repartieron varias docenas de miles de reales y alguna propiedad, lo que indica que no le fue tan mal en sus giras.

Fue enterrado en el cementerio de Altzo-Azpi. Unos antropólogos quisieron comprar sus huesos, pero la familia se opuso a ello. Al querer trasladar sus restos al nuevo cementerio de Altzo de descubrió que sus restos habían desaparecido.

En la entrada del caserío Ipintza puede ser visitada la escultura titulada Gigante de Altzo. donde se pueden apreciar, en un relieve gráfico, sus extraordinarias medidas.

Más información
Oficina de Turismo - Tolosaldea Tour
Santa Maria Plaza, 1
20400 Tolosa
Telf: :943 69 74 13
Fax: 943 67 62 13
E-mail: tour@tolosaldea.eus



Ekei Kulturweb S.L.L.